Enfermedades Gatos Archivos - DC&Co. | Tienda para mascotas en Querétaro | Hospital veterinario | Estética canina | Hotel para mascotas | Adiestramiento Canino.
 

Sí tu gato se rasca mucho o pierde pelo, esto te interesa: Sarna en Gatos

Los problemas dermatológicos en los gatos no son muy comunes, pero hoy te voy a hablar de uno de los padecimientos que si lo es: La Sarna en Gatos.

Esta enfermedad es producida por ectoparásitos denominados ácaros y dependiendo del tipo de ácaro que esté afectando será el nombre que se le dará. Algunos de los ácaros más comunes en los gatos son:

  • Demodex Cati – Sarna demodécica
  • Notoedres Cati. – Sarna notoédrica
  • Otodectes Cynotis. – Sarna otoécica
  • Cheyletiella Spp. – Sarna quieletielosis
  • Sarcoptes – Sarna sarcóptica

Identificando la Sarna en Gatos.

Algunas lesiones que podemos observar en la sarna en gatos son:

  1. Caída de pelo en zonas focalizadas
  2. Costras alrededor de las orejas
  3. Acicalamiento excesivo de una zona enrojecida
  4. Rascado excesivo
  5. Lesiones con pus

En infestaciones graves pueden presentar sangrado de oídos y ruptura de membrana timpánica

Cualquier tipo de sarna se contagia por contacto directo con animales afectados o por contacto con objetos que hayan estado en el animal afectado (camas, cobijas, juguetes, comederos, etc), sin embargo, los ácaros no son capaces de sobrevivir lejos de la piel mas que un par de semanas. Importante: como en otros artículos te lo he comentado, los gatos positivos a VIF o FeLV son más susceptibles a adquirir enfermedades, incluyendo las dermatológicas.

La forma de diagnosticar una infestación de ácaros es mediante un raspado cutáneo; este consiste en, con una hoja de bisturí, raspar la superficie de la piel de una zona afectada, el raspado puede ser profundo o superficial (cada especie de ácaro tiene alguna predilección por estratos diferentes de la piel) y observar al microscopio. En algunos casos llega a ser necesaria la biopsia de piel debido a la profundidad en la que llegan a alojarse.

Curando la sarna.

Tu médico determinará la agresividad y duración del tratamiento de acuerdo a las lesiones que se presenten y al ácaro al que haya sido positivo, utilizando desparasitantes inyectables, baños medicados, collares, etc. Recuerda que algunos de los productos que existen en el mercado pueden ser tóxicos para ellos, por eso es importante que no automediques a tu gato si sospechas de sarna, acude con tu médico para que él te informe en tipo de sarna que está presentando tu mascota y te indique el mejor tratamiento. Hazlo ante cualquier sospecha, porque, desafortunadamente algunas especies de sarna sí son contagiosas para los humanos.

¿Sospechas que tu gato tiene esta, u otra enfermedad? Nos ponemos a tus órdenes de lunes a sábado de 8:30 a 19:30 y domingos de las 9:00 a las 17:30. En Dogs, Cats & Co. estamos para cuidar a tu gato (o perro), visítanos en Carr. A Tlacote 184, llámanos al 215-41-39, mándanos un whats al 4421382269, síguenos en Facebook: Dogs, Cats & Co. o escríbenos a nuestro messenger.

0
0

¡Pon Atención para que Tu Gato no Enferme de Calicivirus!

Todos los que tenemos gatos, y queremos ser responsables de su salud, sabemos que contrario a lo que la gente piensa, hay enfermedades muy peligrosas para nuestros compañeros felinos. Por esto, quiero seguirte informando sobre los padecimientos que puede tener tu mascota.

 

 En esta ocasión, te hablaré del Calicivirus Felino (FCV), un virus altamente contagioso con una amplia distribución en la población felina (en parte porque no hay otros huéspedes importantes) y sólo una proporción pequeña de gatos es resistente. Por si lo pensabas: no se contagia a humanos.

 

¿Cómo se contagia?

El virus es secretado por secreciones orales y nasales de animales enfermos en la fase aguda. Después de la recuperación, algunos gatos continúan secretando el virus por al menos 30 días más mientras que otros pueden hacerlo durante varios años.

 

Por este motivo, la mayoría de los contagios se dan por vía nasal (principalmente por contacto amistoso como el acicalamiento, compartir platos, etc.) y rara vez por la vía oro-fecal (areneros compartidos).

 

¿Qué signos provoca el FCV?

Cómo siempre, un cambio en su comportamiento, hábitos alimenticios o estado de ánimo, son signos de que algo está ocurriendo.

 

Los gatos infectados con el FCV pueden presentar signos agudos en cavidad oral (ulceraciones usualmente en lengua), signos de enfermedad respiratoria de vías altas (secreciones nasales, rinitis, estornudos muy frecuentes, tos, etc.) pero también se ha asociado la estomatitis crónica, fiebre, depresión, anorexia, ictericia entre otros.

 

En todo caso, el diagnóstico final lo da un veterinario con base en estudios de laboratorio, principalmente cultivo de tejidos afectados.

 

¿Es una enfermedad mortal?

Sí lo es. Sin los cuidados adecuados y tratamiento médico, los signos iniciales se complican y provocan el fallecimiento por enfermedades relacionadas, como neumonías severas.

 

¿Cómo se previene?

Si tu gato se encuentra expuesto al contacto otros gatos (ya sea porque sale de casa o por qué hay gatos ferales en tu colonia), es necesario que lo vacunes.

 

Actualmente en México existen 3 vacunas diferentes que combinan la defensa contra el Calicivirus y otros:
  1. La triple felina (Calicivirus, Panleucopenia y Rinotraqueitis Infecciosa Felina)
  2. La cuádruple felina (Calicivirus, Panleucopenia, Rinotraqueitis Infecciosa Felina y Chlamydophilia Felina)
  3. La quíntuple felina (Calicivirus, Panleucopenia, Rinotraqueitis Infecciosa Felina, Chlamydophilia Felina y Leucemia).

 

¿Cuál te conviene?

Te invito a que te acerques a tu médico veterinario y le preguntes por la vacuna que maneja para proteger a tu gato contra el Calicivirus ( así como contra otras enfermedades, como la Leucemia felina )

 

Te ayudamos a cuidar a tu gato, nos ponemos a tus órdenes de lunes a sábado de 8:30 a 19:30 y domingos de las 9:00 a las 17:30. En Dogs, Cats & Co. estamos para cuidar a tu gato (o perro), visítanos en Carr. A Tlacote 184 (https://goo.gl/maps/WyQ4n3ffKNN2), llámanos al 215-41-39, mándanos un whats al 4421382269, síguenos en Facebook: Dogs, Cats & Co. o escríbenos a nuestro messenger.
0
0

Tu Gato no es Peligroso, conoce sobre la Toxoplasmosis

Quizá la enfermedad más temida entre los humanos, que tenga relación con los gatos, es la Toxoplasmosis. Causada por un parásito coccidio intercelular llamado Toxoplasma gondii, en el cual el hospedero final son los gatos, mismos que se infectan tras la ingesta de quistes en la carne.

La infección es clínicamente silenciosa en la mayoría de los gatos. En ocasiones, puede haber diarrea transitoria o algunos signos sistémicos (suele afectar hígado, pulmones y SNC) dependiendo de la fase parasitaria que se esté llevando a cabo. Algunos de los factores que influyen en los signos clínicos incluyen; ser positivos a VIF, FeLV, tener PIF o estar consumiendo fármacos inmunosupresores. Los signos clínicos de la infección sistémica aguda pueden ser; fiebre, letargo, anorexia, dificultad para respirar, ictericia, distensión abdominal y signos nerviosos como dificultad para caminar.

El diagnóstico se lleva a cabo mediante los hallazgos clínico-patológicos, dentro de los cuales se encuentran pruebas de sangre, radiografías, serologías e histologías.

Una vez llegando al diagnóstico, tu médico dará un tratamiento basado en antibióticos, fluidoterapia, oxigenoterapia, alimentación asistida, monitoreo hematológico, entre otros, dependiendo de la afectación que se esté presentando.

¿Qué riesgos tiene para los seres humanos?

T. gondii puede causar patologías graves en los fetos humanos en desarrollo (si se adquiere la infección durante la gestación) y en personas jóvenes, ancianas o inmunodeprimidas.

¿Cómo se contagia un ser humano?

La mayoría de las infecciones en seres humanos se adquieren por la ingestión de quistes en carne infectada que no ha sido cocida correctamente, de ooquistes en el entorno como en verdura contaminada o por realizar labores de jardinería sin guantes.

Te comparto el siguiente diagrama que explica las formas en que puede llegar, a ti la toxoplasmosis

 ¿Mi gato me puede contagiar?

Cuando un gato desarrolla esta enfermedad tan sólo ocurre una vez en su vida; es decir, si vuelve a contraerla ya nunca más desarrollará los ooquistes. La manera en cómo se forman los ooquistes que luego pueden ser contagiados, siempre es a través de sus heces. En principio, durante un período de 3 a 20 días se desarrolla el parásito en el gato; y posteriormente libera los ooquistes a través de sus excrementos, pero sólo durante un mes. Un mes en toda su vida, y siempre y cuando haya sido infectado por la enfermedad. La infección por contacto con un gato es poco probable puesto que los ooquistes son eliminados en las heces y necesitan 2 días para esporular y convertirse en infecciosos. Si se limpian a diario y desinfectan los areneros a diario, es riesgo se minimiza.

La única manera posible de contagiarte de Toxoplasmosis por culpa de tu gato es tan sencilla como tocar sus excrementos con tus manos sin protección y, sin lavártelas, chuparte los dedos.

 

Cuida la salud de tu gato. Nos ponemos a tus órdenes de lunes a sábado de 8:30 a 19:30 y domingos de las 9:00 a las 17:30. En Dogs, Cats & Co. estamos para cuidar a tu gato (o perro), visítanos en Carr. A Tlacote 184, llámanos al 215-41-39, mándanos un whats al 4421382269, síguenos en Facebook: Dogs, Cats & Co. o escríbenos a nuestro

0
0

Una De Las Principales Razones Para Vacunar A Tu Gato: Panleucopenia Viral Felina (FPV)

A lo largo de varias entradas hemos hablado de las enfermedades que pueden poner en peligro la vida de tu gato (Leucemia Felina y Calicivirus por ejemplo), hoy te quiero compartir información sobre otra enfermedad, una que es combatida fácilmente manteniendo un esquema de vacunación completo (y reforzándolo anualmente): La Panleucopenia Viral Felina

Es una enfermedad entérica causada por un Parvovirus (distinto al canino) que puede infectar a gatos y otros felinos, así como a mapaches, visones y zorros. Gatos de todas las edades pueden ser afectados por el FPV, pero los cachorros son más susceptibles (con un índice de mortalidad de más del 90%).

Un detalle importante: Es altamente resistente a factores físicos y sustancias químicas(desinfectantes) por lo que puede permanecer en ambientes contaminados por varios meses.

 

La infección se produce cuando se ingiere el virus, el contacto indirecto es la vía más común de infección ya que puede ser portado en manos, zapatos, ropa, etc. (lo cual significa que los gatos caseros también se encuentran en riesgo); también al entrar en contacto con entornos contaminados y el contacto directo con heces de gatos infectados.

Para identificar un posible contagio, hay que estar atentos a los signos de la enfermedad que incluyen: diarreas (pueden o no ser sanguinolentas), vómitos, fiebres, anorexia, depresión.

En caso de que la infección haya sido intrauterina o neonatal, esta enfermedad puede afectar el sistema nervioso central conduciendo al síndrome de ataxia cerebelar como resultado del deterioro en el desarrollo del cerebelo y tremores involuntarios.

¿Qué hacer?

Si ves que tu gato tiene alguno de estos signos, es importante llevarlo con tu veterinario para que confirme el diagnóstico. Este diagnóstico se llevará a cabo dependiendo de la situación en la que se presente la enfermedad, para esto, tu médico llevará a cabo pruebas de rutina como hemograma, química sanguínea y así como pruebas ELISA o de PCR para llegar al diagnóstico de esta enfermedad.

El tratamiento lo decidirá tu médico basándose en los signos que tu gato presente pudiendo utilizar antibióticos, antieméticos, terapias de líquidos, analgésicos hasta transfusiones sanguíneas  etc.

Como siempre, prevenir les ahorrará a ti y a tu felino sufrimiento y gastos innecesarios. Por este motivo, se recomienda vacunar a los gatos a partir de las 8 semanas de vida y poner su refuerzo anualmente.

Acude a tu MVZ para que te explique el esquema de vacunación y prevención que más se adapte a las características de tu gato. Nosotros con gusto te asesoramos para cuidar la salud de tu felino.

Andrea Montero te espera en Dogs, Cats & Co. Estamos para cuidar a tu perro (o gato), visítanos en Carr. A Tlacote 184, llámanos al 215-41-39, síguenos en Facebook: Dogs, Cats & Co. o escríbenos a nuestro messenger.

0
0

Si te preocupas por tu gato, tienes que saber sobre la Leucemia Viral Felina (FeLV)

Los dueños responsables de gatos sabemos de la importancia de cuidar su salud, y lo principal que hacemos es verificar que tenga todas sus vacunas. Entre ellas se encuentra la de Leucemia Viral Felina (FeLV).
La vacuna para la FeLV debe ser parte del esquema de vacunación de tu gato si éste se encuentra en riesgo de contagio (es decir, si convive con otros gatos o si un gato callejero entra a casa constantemente).
CUIDADO: Si desconoces el estatus de tu gato con respecto a esta enfermedad, tu médico deberá llevar a cabo un test para asegurarse de que tu gato es negativo, pues de resultar positivo y aplicarle una vacuna para la Leucemia, ésta podría provocar que se desarrollen los signos de la enfermedad. Los principales laboratorios veterinarios, como Virbac y Merial (distribuidores de ésta y otras vacunas), recomiendan realizar el estudio para detectar la presencia del FeLV antes de la vacunación.
Actualmente en México no existe una vacuna individual o combinada para la Leucemia Viral Felina que se deba aplicar sin una prueba previa. Gatitos cuyos padres sean hogareños y sean negativos no tienen que ser testeados y, siempre y cuando se garantice que no tienen contacto con otros gatos, la vacuna no es necesaria

 

Pero ¿Qué es la Leucemia Felina?

El virus de la Leucemia Felina es una enfermedad que puede infectar gatos domésticos y gatos salvajes. Es un retrovirus que puede inducir depresión del sistema inmune, anemia y/o linfoma.

 

La transmisión de esta enfermedad entre gatos, puede ocurrir principalmente a través de contactos amistosos (limpieza mutua, lactancia, areneros compartidos) o a través de mordeduras.

 

El pronóstico de un gato con FeLV persistente es malo y se estima que cerca del 70% – 90% de estos gatos tienen una expectativa de vida de entre los 18 meses y 3 años de vida. El resto permanecen sanos durante varios años antes de que las enfermedades relacionadas al FeLV se manifiesten y casos excepcionales de portadores permanecen sanos.

 

Los signos de la enfermedad activa son muy variados como: conjuntivitis crónica, rinitis crónica, parasitosis frecuentes, diarreas crónicas, depresión, fiebres intermitentes, retraso en cicatrización de heridas, abscesos subcutáneos que tardan en sanar, estomatitis, etc.

 

¿Tienes dudas sobre si vacunar o no a tu gato contra FeLV, o sobre otros cuidados para tu minino?

Te invito a acudir con nuestros médicos para mayor información sobre ésta y otras enfermedades propias de los gatos. Nos ponemos a tus órdenes de lunes a sábado de 8:30 a 19:30 y domingos de las 9:00 a las 17:30. En Dogs, Cats & Co. estamos para cuidar a tu gato (o perro), visítanos en Carr. A Tlacote 184 (https://goo.gl/maps/WyQ4n3ffKNN2), llámanos al 215-41-39, mándanos un whats al 4421382269, síguenos en Facebook: Dogs, Cats & Co. o escríbenos a nuestro messenger.

0
0

© Copyright 2016 Dogs, Cats & Co. Hospital - Pet Shop · Designed by Abkam